Experiencia

Un afán constante de AGTR es que las buenas prácticas que desarrolle sean sencillas y fácilmente replicables, de manera que cada vez más personas e instituciones se motiven para abordar el tema del trabajo en servicio doméstico. Por esa misma razón AGTR tiene una línea permanente de publicaciones tanto impresas como virtuales, en las que comparte su estrategia y metodología.

A lo largo de 25 años -1989 a 2014- AGTR ha llegado a miles de niños en trabajo infantil doméstico y de mujeres trabajadoras del hogar, por medio de educación no formal para desarrollar sus habilidades personales y laborales, así como con buenas prácticas dirigidas a empoderarles y también a protegerles.

Algunas adolescentes y mujeres han logrado cursar estudios post secundarios gracias a becas; otras se han convertido en promotoras de sus pares y otras. Esto es, no sólo han transformado sus vidas sino que son líderes en sus comunidades.

En estos años, los aliados de AGTR han sido las propias familias, instituciones educativas de Básica Regular y Básica Alternativa, y muchos voluntarios peruanos y extranjeros, entre otros.

Quedan muchos pendientes de parte de la acción del Estado Peruano, como la ratificación del Convenio 189 de la OIT, la revisión del Código del Niño y del Adolescente, la supervisión y sanciones de quienes incumplen las normas sobre el trabajo en servicio doméstico, empleadores y agencias de empleo. Sin embargo, debemos reconocer que hay mayor interés y avances, comparados con la situación de hace 25 años.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone
¡Compártelo en tus redes sociales!